10 diciembre 2013

La Portada

Si hay algo de La confabulación de Eros que me hace sentir orgulloso es que se trata de una novela que viene arropada por grandes amigos. Porque si el prólogo está escrito por mi querida Paz Quintero, la portada es obra de una de las personas más importantes de mi vida.



Jorge Vivas es mi amigo desde la adolescencia. Somos muy diferentes y, sin embargo, contamos con un gran afán por aprender del otro. Son nuestras diferencias las que siempre nos han acercado al otro.

Jorge es un magnífico ilustrador y diseñador gráfico (puedes ver muestras de su trabajo aquí) y me sentí muy afortunado cuando la Editorial Stonewall me dio cierta libertad con el tema de la portada.

Cuando pensé en encargarle la portada, tenía muy claro que quería que el presente y el futuro se mezclasen. En la novela, el lector va a estar constantemente viajando en el tiempo, así que era muy importante que la portada lo reflejase en una sola imagen. Jorge supo captar muy bien la idea.

Una mano toca lo que parece una imagen holográfica en la que aparece un chicos de espaldas a nosotros. Por la postura que adopta, parece que esté a punto de girarse, pero el espectador no llega a verle la cara en su totalidad. Frente al joven, un edificio muy emblemático del pasisaje urbano madrileño que ya no anuncia una bebida refrescante.

Como fondo a todo esto, un código binario se repite ad infinitum.

¿Quién ese chico?
¿Por qué la palabra Utopía cobra tanta importancia?

Y sobre todo:

¿Quieres formar parte de la confabulación?

1 comentario:

Jorge Vivas dijo...

Gracias Daniel, nos vemos en la gran presentación del Gran libro.